Ventajas de la ortodoncia con brackets autoligables

¿Has oído hablar alguna vez de los brackets autoligables? A pesar de ser uno de los tratamientos de ortodoncia menos conocidas, se utiliza mucho en la actualidad.

Estos brackets de diferencian del resto en que tienen un pequeño clip que sujeta el arco, sin necesidad de ligadura. De esta manera, ejercen la fuerza necesaria para corregir las maloclusiones y malposiciones dentarias.

¿Te gustaría conocer más información y saber si este método es para ti? En este artículo te explicamos las ventajas de los brackets autoligables.

Recuerda que en nuestra clínica dental en Aranda de Duero ponemos a tu disposición expertos en ortodoncia que te asesorarán sin compromiso.

¿Qué son los brackets autoligables?

Como hemos comentado, la ortodoncia de autoligado no requiere ligaduras para unir el bracket al arco, a diferencia de los métodos tradicionales que emplean un alambre para rodear cada uno de los Brackets.

Esta modificación implica una serie de ventajas que te contamos a continuación.

 

Ventajas de los brackets autoligables

 

Revisiones dentales más cortas

Igual que sucede con el resto de tratamientos de ortodoncia, para que se obtengan resultados es fundamental acudir a las citas pactadas con el dentista.

Ajustando y aplicando la fuerza necesaria en el punto adecuado, se producen pequeños movimientos dentales que consiguen una óptima oclusión y alineación de la dentición.

En la ortodoncia tradicional hay que cambiar y apretar una a una las ligaduras de cada bracket. En cambio, con la ortodoncia autoligable, solo es necesario colocar un nuevo arco que se sujetará con el sistema de clip.

¿Cuál es la consecuencia? Unas revisiones mucho más rápidas en las que ahorrarás tiempo.

Mayor comodidad

Todo tratamiento de ortodoncia requiere un proceso de adaptación que dura unos días.

En el caso de la ortodoncia tradicional, el mayor inconveniente es el dolor provocado por las ligaduras y el roce del metal en la mucosa bucal.

La adaptación con los brackets autoligables es más sencilla, ya que no existe peligro de que se caigan o se claven las ligaduras. Además, ejercen menos presión.

 

Mejor higiene bucodental

La ortodoncia fija dificulta la higiene bucodental diaria.

Los brackets autoligables no son una excepción, aunque permiten limpiar más a fondo la cavidad bucal que la ortodoncia tradicional, debido a la ausencia de ligaduras que rodean al bracket.

Al quedar el diente más libre, es posible cepillarlo mejor y eliminar las bacterias y los restos de comida.

Como siempre recordamos, es importante, sobre todo si estás realizando un tratamiento de ortodoncia, incorporar herramientas de higiene interdental a tus rutinas de limpieza, como cepillos interproximales, hilo dental o un irrigador bucal.

 

Partiendo de todos estos beneficios, es normal que muchas personas opten por los brackets autoligables frente a los brackets tradicionales.

En OralDuero, tu clínica dental en Aranda de Duero, contamos con un equipo de expertos que te asesorará sobre tu tratamiento de ortodoncia ideal. Si quieres saber más, pide tu primera cita gratuita.