Cuidados tras un blanqueamiento dental

¿Qué tal se ve tu sonrisa tras un blanqueamiento? No dudamos que estará perfecta. Sin embargo, debes tener cuidado con ciertas prácticas si no quieres echar a perder el tratamiento. Como expertos en blanqueamiento dental en Aranda de Duero, te damos los mejores consejos para que cuides tu boca tras un blanqueamiento dental.

Consejos para mejorar los efectos del blanqueamiento dental

Este tratamiento de estética dental es uno de los más demandados en nuestra clínica dental de Aranda de Duero. Debido a sus excelentes resultados y a que no tiene contraindicaciones para las personas. Si quieres mejorar sus efectos y conseguir que dure más tiempo, solo debes tener en cuenta algunos consejos.

Cuidado con tu alimentación

Algunos alimentos no son buenos para los dientes, como los que tienen demasiados ácidos y azúcares. Además, deberás evitar el consumo de productos que puedan teñir o decolorar los dientes, como el café, el té o frutas con colores muy vivos.

Elimina el consumo de ciertas sustancias

Principalmente del tabaco, que tiene efectos nocivos para el blanqueamiento y para la salud de tu boca. Pero también del alcohol, porque es otra de las sustancias que puede llevar al traste los efectos del blanqueamiento.

Mejora tu rutina de higiene bucal

Si quieres que tus dientes duren el máximo tiempo blancos y en perfectas condiciones, tendrás que mejorar tu higiene. No olvides cepillarte los dientes cada vez que comas o bebas, sobre todo si se trata de las sustancias mencionadas anteriormente. También puedes masticar chicle sin azúcar entre horas y enjuagarte con colutorio para evitar cualquier daño en tus dientes.

Evita los blanqueadores caseros

Es importante que después de un blanqueamiento dental en Aranda de Duero visites a tu dentista con frecuencia. Quizá te dé consejos que puedes llevar a cabo en casa para potenciar los efectos del blanqueamiento profesional. Sin embargo, únicamente deberás utilizar estos productos si parte de un profesional y nunca por tu cuenta, porque podrían llegar a dañar el esmalte y perjudicar tus dientes.